Bolivia expulsará a embajadora de México y a dos diplomáticos españoles

0
440

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció este lunes que el país expulsará a la embajadora de México, así como a la encargada de Negocios y al cónsul de España, en la escalada de un incidente diplomático surgido a raíz de un supuesto intento por sacar a un ministro del expresidente Evo Morales, informó la agencia de noticias AFP.

«El gobierno constitucional que presido ha decidido declarar personas ‘no gratas’ a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de Negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, al cónsul, Álvaro Fernández y al grupo de presuntamente diplomáticos encapuchados y armados», dijo Áñez en una declaración de prensa.

La mandataria acusó a los diplomáticos de haber «lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del gobierno constitucional de Bolivia» y ordenó que «abandonen el país en un plazo de 72 horas».

De su lado, la cancillería mexicana denunció una decisión de «carácter político» e informó que instruyó a Mercado a regresar a su país.

Los tres funcionarios diplomáticos han sido denunciados por la cancillería boliviana del incidente registrado el viernes pasado en la embajada de México en La Paz, donde están asilados de nueve a diez funcionarios del expresidente Evo Morales, tras su dimisión el 10 de noviembre pasado.

Según el gobierno boliviano, la encargada de negocios y el cónsul llegaron a la embajada de México, junto con personal «encapuchado y presuntamente armado» de seguridad, con el objetivo de evacuar al exministro Juan Ramón Quintana, brazo derecho de Morales desde que llegó al poder en 2006.

Bolivia ya había enviado a España el sábado una nota de «protesta enérgica», mientras que Madrid negó «rotundamente» que la visita haya sido para «facilitar la salida» de funcionarios de Morales y que, en todo caso, se trataba de una visita «exclusivamente de cortesía».

España también informó que mandará a Bolivia una misión de investigación, mientras La Paz reitera que sobre los asilados hay pedidos de aprehensión de la fiscalía o solicitudes de investigación, por lo que reiteró su negativa a darles salvoconductos para que dejen el país.

Áñez dijo que hubo «una conducta hostil» de los diplomáticos españoles, «intentando ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia de México en Bolivia».

Las relaciones de Bolivia con México están deterioradas desde que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió darle asilo a Morales, y a sus allegados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here