El dolor de cabeza de comerciantes y compradores «No hay vuelto»

0
19

Ante la falta de bolívares electrónicos, la pérdida del valor de los billetes venezolanos y la escasez de dólares de baja denominación, los comercios han ofrecido algunas opciones para tratar de solventar el problema del vuelto a los clientes que van a pagar con divisas.

Algunos transfieren el cambio en bolívares a la tasa del día a través del servicio de pago móvil, unos entregan vales y pagarés que improvisan con cualquier papel que tengan a la mano y otros instalaron en sus sistemas un registro para que los consumidores tengan un saldo a favor que puedan usar la próxima vez que vayan al establecimiento.

Un papel lleno de grasa con un escrito que dice «1$ positivo», además de una firma y de la fecha de la transacción, fue lo que le dieron a Carmen Inojosa en un negocio ubicado en Los Símbolos, al suroeste de Caracas, donde venden las empanadas y los pastelitos en un dólar.

«Ese papel que me dieron valía más que un billete de 50.000 bolívares, el de más alta denominación», expresó Inojosa.

En efecto, en ese momento el papel tenía un valor de 1,8 millones de bolívares, el equivalente a 36 billetes de 50.000. «Pedí un pastelito y dos empanadas.

Cuando fui a pagar con un billete de 5 dólares, me dijeron que no tenían cambio. Me dieron un dólar de vuelto en efectivo y me preguntaron si quería que me hicieran un papelito con el monto que me adeudaban, que podía buscar a partir del día siguiente».

A Argelia Perdomo le sucedió lo mismo que a Inojosa. En una tienda de electrodomésticos en El Junquito pagó con un billete de 20 dólares una cocina eléctrica de dos hornillas, que costaba 18 dólares.

Como el comerciante no tenía para darle los dos dólares ni en efectivo ni en bolívares al cambio del día, tampoco algún producto que tuviera ese valor, le dieron un papelito con el monto del vuelto y con el sello del lugar. «Pasé varios días después y me dieron los dos dólares», dijo Perdomo.

La mayoría de los dólares en efectivo que circulan en el país, que según Ecoanalítica son unos 2.000 millones de dólares, son de las denominaciones 20, 50 y 100, lo que dificulta los pagos en montos inferiores a estos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here